¿Cómo afecta la celiaquía en el embarazo?

¿Cómo afecta la celiaquía en el embarazo?

Compartir!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

¿Cómo afecta la celiaquía en el embarazo?

Son muchas las mujeres celíacas que se preguntan si existen riesgos al ser mamá y a su bebé al ser intolerantes al gluten y si hay alguna forma de reducir las probabilidades de que sea transmitida a su bebé.

Cómo afecta la celiaquía en el embarazo
Cómo afecta la celiaquía en el embarazo

En este sentido, la celiaquía en el embarazo no representa ninguna limitante y tampoco supone riesgos durante el proceso de gestación. Lo que podría ser una amenaza para las mujeres embarazadas celíacas es el desconocimiento de que tienen esta condición.

Celiaquía en el embarazo, ¿y si se consume gluten?

Hay que tomar en cuenta varias cosas en la celiaquía en el embarazo, por ejemplo, cuando el intestino delgado no puede absorber los nutrientes de los alimentos en el periodo previo a la concepción y durante el embarazo genera carencias peligrosas de calcio, hierro y ácido fólico, además, podría haber un aumento del riesgo de causar malformaciones del tubo neural, problemas en el desarrollo óseo del bebé,  anemia, y riesgo de un nacimiento prematuro.

Pero esos no son los únicos riesgos, la celiaquía en el embarazo representa el triple de riesgo de presentar un aborto espontáneo en las primeras semanas de gestación si no mantiene una dieta estricta, según un estudio realizado por investigadores del Policlínico Gemelli, ubicado en Italia.

Esto ocurre porque la capacidad del embrión para establecerse se ve dificultada por la reacción inmunitaria motivada por el contacto del gluten con la mucosa intestinal, por lo que se debe evitar cualquier grado de gluten de la dieta, al menos seis meses antes del embarazo, para evitar la aparición de anticuerpos en el torrente sanguíneo.

¿Qué medidas tomar ante la celiaquía en el embarazo?

Qué medidas tomar ante la celiaquía en el embarazo
Qué medidas tomar ante la celiaquía en el embarazo

Es fundamental que las mujeres celíacas que estén tratando de quedar embarazadas y sospechen de su intolerancia al gluten o  que tienen familiares cercanos que lo padecen, lo consulten con su médico para que se realicen el diagnóstico pertinente de la celiaquía.

Si la el diagnostico de celiaquía en el embarazo da positivo, entonces debe seguir estrictamente una dieta que no contenga gluten. Así no estaría corriendo ningún tipo de riesgo. Las mujeres celíacas embarazadas no necesitan ningún tipo de control o tratamientos durante el embarazo.

En caso de que el diagnóstico positivo se conozca estando la mujer ya embarazada, el médico deberá controlar y analizar si la malabsorción produjo carencias de hierro o calcio en el bebé y si es necesario ingerir suplementos de estos minerales.

 

 

¿Puede ser hereditaria?

Sí, una madre puede transmitir la celiaquía a su hijo como parte de su herencia genética, ya que se trata de una condición que tiene un gran componente hereditario. El riesgo de que el niño o niña desarrolle en su organismo la celiaquía es del 10%.

Existe una creencia de que evitar que el niño o niña consuma gluten puede ser un efecto protector ya que podría atrasar la celiaquía, sin embargo, hasta los momentos no existe un estudio que arroje los resultados claros.

La celiaquía en el hombre

En los varones que padecen de celiaquía puede existir una inmadurez en los órganos sexuales internos.  Además, disminuye la calidad de fertilización del semen. También existe el riesgo de impotencia y que disminuya la libido.

 

Compartir!Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *